sábado, 11 de abril de 2009

Pasión...


Está dentro de todos nosotros. Durmiendo. Esperando. Y aun sin desearlo, sin pedirlo, se desata. Abre sus fauces y aúlla. Nos habla. Nos guía. La pasión nos gobierna a todos y nosotros obedecemos. ¡Qué remedio nos queda! La pasión es la fuente de nuestros mejores momentos: la alegría de vivir, la claridad del odio y el éxtasis del dolor. A veces duele más de lo que podemos soportar. Si pudiéramos vivir sin pasión, tal vez encontraríamos algo de paz, pero estaríamos vacíos. Habitaciones vacías, destartaladas y húmedas. Sin pasión, estaríamos realmente muertos.


Me encontré esta joyita en Internet... espero la gozen como yo...

y les ayude a obedecer menos a su cabeza y un poco mas a su corazón...

2 comentarios:

gnk dijo...

chinoooooooooooo
me inspiras!!!!
sta cn madre!!!!
oye t tengo una pregunta....
entonces si no hay pasion
cn k se hacen las demas cosas????
y k hacer cuando la pasion duele tanto????

bEto0 GuerRaA dijo...

Eso es facil nena...
dejalo fluir...
deja de preocuparte...
y todo saldra bien...
porque es el curso de la vida...
somos como un rio...
nunka se detiene... sigue su curso...
que sarta de mamadas dije!!... ajjaja te amo...